Twitter
Recordarme

 

 

Como cada víspera de Semana Santa, la promotora madrileña FSM organiza uno de los eventos más importantes en la Península en cuanto a música electrónica se refiere. Ya son 6 ediciones apostando por grandes artistas internacionales y nacionales del techno, house o la arriesgada apuesta trancera, sin olvidarnos de los nuevos nombres del panorama español y colectivos, todo ello es Klubber´s Day.

 

En esta edición -al igual que el año pasado, se apuesta por 3 días de festival donde participan más de 100 artistas en 130 horas programadas de música, repartidas en 5 áreas alguna de ellas bajo la filosofía Klubber´s Green donde ocio y energías sostenibles no están discutidas. Mención especial a sellos y marcas como Cocoon, Planet E, Tresor, Watergate, Viva Music.

 

Jueves Trancero & Viva

 

La primera jornada de festival está especialmente dedicada a la música trance sin olvidarnos del sello de Steve Lawler Viva Music. La zona principal Madrid Arena arrancaba el festival con 3 top de la lista Dj Mag; previo calentamiento De Rivera & Rivas o Brian Cross. Este último algo más alargado de lo esperado ya que Ferry Corsten tuvo que “tirar” de jet privado para poder llegar a Madrid, su actuación congregó a bastantes valientes que se atrevieron a sacrificar un Viernes laboral para pegarse la fiesta. Ferry sigue manteniendo la esencia trancera de antaño con un sonido renovado, una fórmula perfecta para mantener la pista metida en el bolsillo desde el minuto 0.

 

Aprovechamos algunos momentos de la noche para hacer nuestra peregrinación particular, en un primer momento para dar el apoyo a nuestros colaboradores y amigos de Electronic Resistance con una de las mejores actuaciones asistidas por un presente hasta el momento. Sacaron partido a su Tracktor X1 y pusieron un broche categórico con clásicos como Ipanema o Los Hijos del Sol, enhorabuena!

 

El pequeño stage Viva Music se quedó algo pequeño por el mestizaje de público que inundó el escenario sobre todo durante las últimas horas de la noche con el capo Steve Lawler y el sorprendente cierre de Radio Slave, mucho más duro de lo habitual.

 

En la zona principal el trance se abrió camino con Above and Beyond y su particular “Terapia de Grupo”, esta vez el duo capitaneado por Tony McGuiness y Paavo Siljamäki presentaron en Madrid pinceladas de lo que va a ser su futuro nuevo álbum de artistas (Group Terapy), una producción que les va a llevar este verano a comandar los principales stages de festivales como Dance Valley, Global Gathering o Tomorrowland. El mejor momento fue cuando sonó Sun & Moon aunque la pareja se quedó algo cortos de fuelle en su set, quizá hubiera sido mejor programarlos para primera hora del día.

´

 

El cierre lo llevó a cabo un artista que ha pasado de revelación a todo un clásico de los festivales: Sander van Doorn, mucho dinamismo en la pista, vocales, sonidos hipnóticos y contundencia en cada uno de sus temas la mayoría cosecha propia. El público aguantó el cierre que llegó sobre las 7 con puntualidad inglesa de esta primera jornada festivalera

 

Viernes Cocoon & Tresor

 

Decidimos iniciar nuestra jornada con uno de los grandes atractivos de la noche Highgrade Disharmonic Orchestra, con este rimbombante nombre nos encontramos a todo un elenco de artistas con sus Macbook en cabina, aquello parecía un campus party de Apple versión electrónica. No dieron cuartel, se metieron a sus seguidores y algún que otro perdido rápidamente en el bolsillo y dieron uno de los mejores shows del festival.

 

La segunda parada nos haría viajar a uno de los clubes con más solera de la capital de Alemania, Tresor, los estadounidenses Octave One y la vocalista Anne Saunderson actuaban en el escenario Satélite. Se hizo corto su directo con el esperadísimo Blackwater como apuntaba en las mejores apuestas, a partir de este momento la noche parecía seguir ofreciendo buenas alternativas por un lado Miki Craven y Dave Tarrida en Satélite y Cocoon en la zona principal con Sven Väth celebrando 30 años en las mezclas y el chileno Ricardo Villalobos.

 

Le dimos la oportunidad a Papa Vath a ver que era capaz de ofrecernos, con una pista completamente abarrotada de fans que se lanzan a la moda gruppie con una estética propia de Fama a Bailar. Sven seguramente cumple el dicho de “genio y figura hasta la sepultura” pero no llegó a conectar plenamente con el público, mezclas largas, mucha sobriedad y faranduleo bizarro en cabina. Apostilló la jornada Ricardo Villalobos que le ganó la partida con una actuación mucho más fina que su último paso por Space of Sound Festival.

 

Sábado Pryda & Old School Detroit

 

El primero de los cuatro derbys futboleros hizo estragos en las primeras horas del festival a pesar de que se podría disfrutar de la emisión en directo desde la zona principal.

 

Nuestra mirada estaba puesta en otro de los platos fuertes de este Klubbers, Eric Pryzd uno de esos “pocos” artistas que está dando la escuela sueca en los últimos tiempos. Parece que contratiempos en el desplazamiento le impidieron llegar a tiempo y fue cancelado a ultimísima hora, una decepción. Lo sustituyeron una versión extendida de Modeselektor.

 

Nos revolvimos por los escenarios para llegar a la zona Satélite con dos dinosaurios de la electrónica y una conmemoración especial de 20 años de Planet E Communications , su jefe Carl Craig, se convirtió en el Imám de la mezquita electrónica. “The Bells”, “Goodlife”, “The Man With The Red Face” o el archiconocido “Jaguar”, supo donde pegar al público y remató la noche con triunfadores del último coleteo ibicenco “Makossa & Megablast -Soy como Soy”.

Continuó Derrick May que mantuvo la línea anterior, un sonido algo más tribal sin dejar decaer el gran momento pistero que le había dejado su compañero de cabina.

 

El final del festival decidimos pasarlo en la zona principal con Christian Smith como encargado de exprimir las últimas fuerzas a los más bailongos. Su set fue de menos a más, con unos primeros momentos muy lineales alcanzando el climax en los minutos finales mucho más dinámico. Levantó a un público que durante los primeros tramos de la noche parecía estar literalmente muerto, chapeau!!

 

El balance de las tres noches festivaleras ha sido bastante positivo, FSM ha arriesgado mucho con una programación muy heterogénea y 3 jornadas de festival. Queda patente que Klubbers Day ya no es el niño pequeño que vimos comenzar a caminar ya que ha pasado a convertirse en uno de los referentes anuales de la electrónica hispana, aún queda mucho por seguir demostrando.

 

 

Actualizado (Lunes, 09 de Mayo de 2011 20:35)

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar